Radio Amishar

2 de diciembre de 2010

Con Dios el éxito está asegurado, una reflexión personal

“Y todo lo que te venga a la mano, hazlo con todo empeño; porque en el sepulcro, adonde te diriges, no hay trabajo ni planes ni conocimiento ni sabiduría”. Ecl 9:10 (NVI)



Estoy terminando mi carrera de Teología (en Pre grado) y quiero compartir una está reflexión con mis lectores con la finalidad de invitarles a confiar en las promesas del Señor.

Empecé mis estudios en el año 2004 con la mentalidad de que daba el primer paso en la nueva historia de mi vida, y que los demás pasos los darían con el tiempo y aún así tenga que dejar de estudiar 2 o tres años.

Nunca pensé que DIOS mi iba a dar el privilegió de terminar mi carrera en 5 años. Y ¿cómo lo logré?, pues les diré que no existe más secreto que aquel que “sintamos que no podemos hacer nada, sin la ayuda de Dios”. Dios es fiel y justo para cumplir con sus promesas. Pero ¿es sólo eso lo que espera Dios de sus hijos? De ninguna manera.

Dios espera de sus hijos que “hagan su parte”, es decir de asociar nuestro esfuerzo con Dios para lograr el éxito. Para terminar esta carrera he tenido que trabajar en una panadería (Figueri), he tenido que colportar los 5 veranos pasados en la universidad, he tenido que vender productos y hasta a veces ayudarles a hacer unos trabajos a mis amigos con la finalidad de ganar un centavo más. Creo que eso era mi parte y Dios nunca dejó de hacer la suya.

El sabio Salomón nos pide que en esta vida hagamos las cosas con todo empeño (NVI),es decir que hagamos las cosas de la mejor manera, que no seamos mediocres. Creo que un mediocre es la persona que hace las cosas a medías, o aquella persona que pudiendo hacer más sólo hace las cosas hasta dónde se les pide. 

Es motivo de reflexión para mi, porque no pretendo haberlo alcanzado todo; porque sé que hay nuevos retos, nuevos desafíos y creo que haciendo las cosas de la mejor manera todo saldrá bien (por la gracia de Dios).

Agradezco a Dios por toda su ayuda, porque en el transcurso de estos 5 años me ha mostrado que “jamás desamparara a sus hijos” (Salmos 37:25).

Agradezco a mis padres porque en todo momento me han mostrado su apoyo incondicional.
Agradezco a mi esposita, por toda su compresión que ha mostrado en este ultimo semestre que estudié casado.

Agradezco a mis amigos y familiares que una u otra manera han sido una inspiración para salir adelante en todo.

Bueno, recordemos que Dios nos dará el éxito en la medida que nosotros confiemos y nos esforcemos.

Fuente: JUAN C.

0 comentarios:

Datos personales

Mi foto

Programador, amante de la tecnologìa. Cristiano 100%. Me gusta el futbol, las cosas sencillas pero practicas.